¿Qué hacer ante un requerimiento del SAT?

¿Alguna vez has recibió un requerimiento del SAT y no sabes qué hacer? En este artículo te explicamos a detalle qué es y qué debes hacer al momento de recibir uno.

Un requerimiento es un documento enviado a un contribuyente por la autoridad fiscal debido a un posible error o bien la omisión en el cumplimiento de obligaciones fiscales.

De acuerdo con la página oficial del SAT, el Servicio de Administración Tributaria podría requerirlo para alguno de los siguientes motivos:
  • Aclaración de requerimientos por no presentar solicitud de inscripción o los avisos al RFC o por presentarlos fuera de los plazos que se han establecido en las disposiciones fiscales.
  • Aclaración de requerimientos por presentar declaraciones con errores u bien omisiones de datos.
  • Aclaración de requerimientos de obligaciones fiscales omitidas, es decir declaraciones.
  • Aclaración sobre créditos fiscales, como:

-Adeudo por error aritmético en declaraciones.

-Cheque recibido en tiempo y no pagado.

-Multas impuestas por las Administraciones locales de Servicios al Contribuyente.

-Por actualización y recargos en créditos fiscales.

-Requerimiento de pago total por incumplimiento en el pago de parcialidades.

Ahora bien ya que sabes los motivos por los cuales puedes ser acreedor a un requerimiento del SAT, es sumamente importante que sepas que hacer ante esta situación.

Será necesario que tú como contribuyente acudas al Módulo de Servicios Tributarios del SAT que corresponda de acuerdo a tu domicilio fiscal, la idea es que al acudir presentes el o los documentos que hagan comprobar que ya has cumplido con lo solicitado, o bien que ya se han realizado las correcciones necesarias en el error u omisión que existía.

¿Qué pasa si no me presento ante el SAT después de recibir un requerimiento?

Como se mencionó anteriormente los requerimientos que generalmente suele enviar el SAT, son el resultado de uno o varios posibles motivos de aclaración, por ello estas deben atenderse en tiempo y forma para evitar cualquier tipo de sanción o multa e incluso consecuencias negativas que se pueden reflejar directamente en tu historial fiscal.

En caso de no cumplir con los requerimientos las multas a recibir pueden ir aproximadamente desde los 1,000 hasta los 15,000 pesos por aquellas obligaciones que no fueron declaradas y de 1,000 a 30,000 pesos por aquellas que se presentaron fuera del plazo que ha sido señalado.

¿No tienes la seguridad de que tus obligaciones están al corriente?

¡En ALCON podemos ayudarte!

Ponte en contacto con nosotros.

LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *